¿Fuiste un bebé planificado?. El Deseo, La Intención, y las Expectativas. Toma Consciencia de porque estás aquí.

¿Alguna vez te has planteado si fuiste un  bebe deseado o si por contrario, viniste  de improvisto, por sorpresa, si no fuiste planificado?. ¿Qué pasa si tus padres preferían un niño y eres una hermosa mujer? o si ¿Tenias que ser algo en especial?.. ¿Si ellos querían que su hijo fuera… un gran abogado, un magnifico arquitecto, un gran panadero lo que sea,  como su padre y su abuelo?…

Bien, hoy quiero que tomes consciencia de la historia que hay detrás de todo esto porque siempre existe una intención que es consciente o inconsciente y que el deseo, el sexo y la proyección o expectativas  con la que fuiste “engendrado”, va marcar una serie de tendencias que  pueden limitarte a lo largo de tu vida.

Es posible que si le preguntas a tus padres, te cuenten una verdad a medias. Lo primero que quiero que comprendas es que un bebe deseado es un bebe buscado. Los padres se ponen de acuerdo y deciden buscarlo, deciden tener un hijo. «Todo lo demás es no deseado» o si le quitamos hierro al asunto, para que esto no suene tan alarmante, » no esperado» o «no planificado». Si cuando le preguntas a mama, “¿cómo te quedas embarazada de mi?” y esta empieza a titubear: Viniste, pues, ¿a qué viene esa pregunta ahora?… Eso Ya suena a que no. Deseado quiere decir planificado, vamos a por el bebe, y no será lo mismo ser deseado que no ser deseado, ser planificado que una vez que mama esté embarazada lo quiera, lo acepte y mucho menos si se acababa naciendo después de algún intento aborto premeditado.

Cuando no somos planificados, el programa inconsciente es: No Soy deseado, no se me espera” y esto es lo que vamos a proyectar en nuestra vida.

Las personas “no deseadas”,  «no esperadas», puede tener la tendencia a una autoestima más baja. Sentimiento de no ser queridas o reconocidas por los demás o lo contrario, que “no se les vean”. Encontraremos caso de personas que buscan ser reconocidos y otras por el contrario que se encuentren en la otra polaridad, no quieren que los vea, se sienten “tan malos” que se esconden. También acompaña a este programa la sensación o el sentimiento de “No merecimiento”.

El programa es  “No soy deseado, no se me espera” y esto es lo que voy a proyectar en mi vida.  Esto va a ser como si tuviéramos unas gafas y desde nuestro cristal lo viéramos todo de color verde, los demás pueden venir a enseñarme otros colores, pero yo seguiré viendo de color verde por que mi filtro, mi cristal es verde.  Mi percepción va a estar programada para ver verde en mi vida, en los demás. Nos dirán “Te quiero, me encantan como eres”, pero si lo que me dicen es “muy naranja” y mi cristal es muy verde… nosotros con nuestro cristal no solo no podremos percibirlo sino que  hasta podremos rechazarlo.

Deseo, Intención, Expectativa. Proyecto Sentido. Transgeneracional. Biodesprogramación Biológica.

Puedes ser deseado/a planificado/a pero, ¿Tus padres querían niño o querían niña?. El sexo con el cual fuiste deseado/a, puede tener influencia en la lateralidad, al igual que en la tendencia sexual si este deseo es muy grande.

Por ejemplo, el que yo sea un hombre pero mi madre deseara con todas sus ganas que  su primer hijo fuera una mujer, (no se entero de mi sexo hasta el día de mi nacimiento), me va permitir bascular en los dos hemisferios, el masculino y el femenino, en la dos polaridades, permitiéndome adaptarme o saltar de una a otra ante un conflicto para adaptarme o  sobrevivir (real o simbólicamente).

«Recuerdo de pequeño», como prefería quedarme en casa cosiendo botones a los calcetines para hacer monstruos o «como me sentía muy cómodo y reconocido» al  realizar tareas del hogar antes que salir hacer deporte con mis amigos por ejemplo. Siempre he tenido más la tendencia a tener más amigas que amigos. Se me daba mejor relacionarme con las mujeres y no me atraía relacionarme con hombre que tenían una energía, una vibración puramente masculina.

Un programa, que puede ser útil dejándonos recursos según la profesión o la vida a la que nos dediquemos.  En terapias, en trabajos donde estemos al servicio de los demás. Hay momentos en los que necesitamos rodearnos de una energía femenina y esta lateralidad nos permite escuchar y esto lo puedes tener de manera innata, haciéndote  más fácil el trabajo.

Además, si has sido deseado/a en el sexo contrario, es decir, si ha habido  un fuerte deseo por tus padres o incluso por tu clan de que nazcas del sexo contrario al que eres, puedes ser que seas zurdo y no me refiero a que escribas con la mano izquierda. Los zurdos, desde la biología funcionan de manera diferente. «Un hombre zurdo biológico va a tener una parte femenina más desarrollada y una mujer zurda tendrá una parte masculina más desarrollada». 

También hay una Tendencia a representar al sexo contrario para así satisfacer a los padres, a los abuelos a quien fuese que estaba deseando que fueses del sexo contrario.  Esto se proyecta a través de la pareja, las profesiones, desarrollando una polaridad más femenina (en el caso del hombre). A veces los roles están totalmente cambiados respecto a la historia, al inconsciente colectivo, el hombre está en casa, hace las tareas de casa, cocina y la mujer sale a trabajar y es la que trae parte del sustento económico.

La gente que ha nacido con el sexo contrario al deseado, puede tener el sentimiento de no poder mostrarse tal y como uno es”.

El programa es “Eres deseado siempre y cuando no seas lo que eres”. Yo te quiero como niña pero eres un niño. Esto es como un juego en el que tu sientes que no puedes ser tu nuca y serás deseado y para que te quieran, te acepten, para que te reconozcan, siempre vas a tener que ser algo que no eres.

Todo esto es mentira, es un programa, son esas gafas con el cristal verde que llevas puestas que hacen que tu visión sea de color verde. La autenticidad en este mundo es muy escasa y cuando aparece alguien que es autentico atrae y gusta a los demás.

Deseo, Intención, Expectativa. Proyecto Sentido. Transgeneracional. Biodesprogramación Biológica.

«La intención también tiene que ver con si esperamos que nuestro hijo sea algo en concreto». 

“Mi padre es notario» y  «Yo soy notario», estaba claro en la cabeza de mi padre que quería un sucesor, porque el mismo era sucesor de su padre, «notario también», esto es lo que el doctor Salomon Sellam clasifica como un “Proyecto Sentido Explícito.”

Un niño de 13 años viene a consulta con problemas osteoarticulares (conflicto de desvalorización). El chico, a sus 13 años es campeón nacional de natación.
Al preguntarle por sus padres, comenta que ambos son nadadores entrenadores de equipos de alto rendimiento. Ninguno de los dos logro entrar en el equipo nacional de su especialidad, solo seleccionaban a los tres primeros y ellos siempre quedaban en cuarta , quinta, sexta posición.

Cuando quieren tener un niño ¿que piensan?, “quieren hacer de su hijo un deportista de élite” y es entonces cuando el chico esta en plena adolescencia, todavía influenciado por los deseos y expectativas de los padres, cuando a la vez que sucede el cambio hormonal el niño también empieza a desvincularse de esas expectativas, se “sale del camino” y empieza a tener problemas osteoarticulares, porque «se está desviando de la línea que han dibujado para el». Empieza con tendiditis, dolores de espalda, todo para dejar de practicar la natación.

Bueno y ahora que ya puedes indagar y comprender como fue la intención, el deseo  y las expectativas que tus padres, tu clan volcaron sobre ti  ¿qué vas hacer ahora que sabes todo esto?, ¿qué va a pasar si no fuiste deseado, si eres de sexo contrario al esperado, si te dedicas a una profesión que no te gusta o simplemente te da para vivir?…

Tomar consciencia, entender que el 99% del Sentido  Gestacional es inconsciente, por lo tanto no hay culpables, no hay que entrar en que si papa quería un hijo o no quería, mama quería una niña y soy un niño. Aquí solo hay leyes biológicas, leyes inconscientes, que se quieren expresar y nada más.

Te invito también a que te preguntases ¿Qué es lo que habían programado tus padres para ti?, o ¿ Cuál fue la intención?….. Y las soluciones solo pueden ser dos, o  Lo dejas todo y cambias, o continuas haciendo lo que haces, pero ahora «lo vas a hacer desde la plena conciencia”, porque de esta manera ya lo vas a “hacer por y para ti mismo y no para tus padres o tu clan”. 

Cuando reparamos a plena conciencia disminuye el estrés inconsciente y se hace mejor el trabajo.  Recuerda que tanto tu como yo, «siempre vamos a tener la responsabilidad de cambiar nuestra vida».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Sergio Valverde Gallego.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de sergiovalverde.net) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.